La eficiencia energética en el sector sanitario

Te contamos cuáles son las mejores soluciones para mejorar el nivel de eficiencia energética en instalaciones destinadas al sector sanitario. También podrás conocer otras recomendaciones para ahorrar energía aplicando estas soluciones.

Encuentra condiciones favorables para clientes profesionales 

A menudo, la clave del ahorro energético consiste en saber aprovechar las mejores condiciones del mercado energético. El precio por dar de alta la luz es el mismo para todas las compañías y en el caso de tener un negocio dentro del sector sanitario resulta imprescindible contar con las mejores condiciones para reducir los costes fijos relacionados con la propia actividad, porque a lo largo del día se utilizan aparatos electrónicos imprescindibles que hacen uso del suministro eléctrico.

Antes de dar de alta la luz con Iberdrola, Naturgy, EDP o con cualquier otra comercializadora debes informarte sobre sus condiciones especiales para empresas. Si en su día decidiste precisamente dar de alta la luz con Iberdrola puedes utilizar un comparador de tarifas para comparar diversas opciones vigentes en la actualidad para reducir el gasto sin disminuir el consumo.

Por poner un ejemplo: una empresa del sector sanitario no se beneficia de la tarifa nocturna con Endesa no se beneficia de estas condiciones porque la mayor parte del consumo energético tiene lugar durante el día. La tarifa nocturna de Endesa es más apropiada para hogares u otro tipo de negocios que funcionan por la noche.

En este caso, el titular puede cambiar de tarifa con Endesa por teléfono o por Internet, eligiendo otro sistema más conveniente o puede directamente pasarse a otra compañía gratuitamente si no tiene compromiso de permanencia.

Soluciones para mejorar el nivel de eficiencia energética 

El siguiente listado de recomendaciones te ayudará a reducir el nivel de gasto energético en tu clínica o consulta, independientemente de tu especialidad:

  • Aplicar inyecciones de material aislante en techos y paredes
  • Rehabilitar las fachadas y exteriores del local con el sistema SATE
  • Colocar paneles aislantes con función higiénica sanitaria y aislante.
  • Revestimientos en zonas específicas para acabar con los puentes térmicos
  • Usar pintura térmica en los suelos y paredes de la consulta, empleando colores claros y neutros.
  • Instalar ventanas de aluminio y PVC, con vidrios de baja emisividad térmica. Además, deben tener un tamaño adecuado con respecto a las dimensiones de la estancia para aprovechar al máximo las horas de sol.
  • Accesorios para mejorar el aislamiento térmico: burletes, juntas y barredores en los marcos de puertas y ventanas para conservar la temperatura.
  • Dispositivos inteligentes para el control de la temperatura y alumbrado: que puedan ser programados y controlados a distancia.
  • Invertir en aparatos con un alto nivel en su etiqueta energética, para economizar con su uso desde el primer día.
  • Digitalizar procedimientos para economizar los recursos al máximo.

Si quieres saber más, en el siguiente artículo cuentas con toda la información al respecto de las medidas que se aplican para el ahorro y la eficiencia energética en hospitales de la Comunidad de Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario